PIDE MAV RESPETO A LA LIBRE MANIFESTACIÓN

2 Octubre, 2019
6:28 pm

“Hoy, como en 1968, Acción Nacional reitera su posición a favor de los jóvenes, de la libertad de expresión, de los derechos humanos y las garantías individuales, manifestó Marcos Aguilar Vega durante su participación en tribuna en la sesión de la Cámara de Diputados este 2 de octubre.

En representación del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional expresó que nunca más debe existir en México un gobierno enemigo de la sociedad.

“…2 de octubre no puede ser ya sinónimo de violencia, así lo reconocemos, pero también es necesario pedir a las autoridades actúen con responsabilidad…”

El diputado federal panista advirtió que nadie, ni aquí ni en ningún otro foro pide que se reprima a quienes han participado en las últimas manifestaciones en la Ciudad de México y que han causado destrozos a una gran cantidad de inmuebles, pero es necesario garantizar la seguridad ciudadana.

“Lo necesario es que a la par se garantice el derecho de manifestación y se proteja la seguridad ciudadana, los bienes particulares y el patrimonio de la nación.
Seguridad para todos, sin enfrentamientos, sin amenazas, simplemente cuidando y protegiendo los derechos de todos”.

Indicó que este día conmemoramos un año más de aquellas horas trágicas que cimbraron a México; por ello, vale la pena precisar que en 1968 el PAN, desde la tribuna de Donceles, rechazó y condenó la represión y el asesinato de los jóvenes, defendió la autonomía universitaria, exigió la salida del Ejército de Ciudad Universitaria y clamó por la libertad de cátedra.

Explicó que hoy, más que nunca, lo que debe imperar es la fuerza de la razón, de las ideas, de los argumentos y sentenció que hoy nadie puede consentir la violencia, esa que ha destruido familias, que ha descompuesto las relaciones sociales y que ha dividido a México.

“Hoy, como entonces, estamos convencidos de que el diálogo, el respeto y la tolerancia deben ser las armas que permitan acercar a la sociedad al logro del bien común”, concluyó Marcos Aguilar Vega.

No hay comentarios

Dejar respuesta