OBSERVATORIO CIUDADANO DE MOVILIDAD VS LA TALA EN ZARAGOZA

12 Abril, 2019
8:31 am

El Observatorio Ciudadano de Movilidad en Querétaro informó que un árbol es un ser vivo, cuya premisa básica no debe ser ignorada, por ello exhortaron a las autoridades estatales a reconsiderar el proyecto del Eje Estructural de Zaragoza, ya que se manifestaron en contra de la reubicación de árboles en esta avenida.

“Hacemos votos por un rediseño del eje estructurante Zaragoza, uno que además de la ingeniería vial considere la ecología y a su través a las futuras generaciones y no sólo mejore la movilidad de la presente. Invitamos plantar más árboles en dicho eje, respetar los existentes y dejar un legado positivo a las y los queretanos del futuro. Sea la nuestra una generación valiente y con visión de futuro que llevó a cabo acciones necesarias, y no una egoísta que en su pretendido beneficio, contribuyó al deterioro de la ciudad”.

“Si se evalúa en términos económicos, el retorno de inversión de un árbol en el entorno urbano se estima en más de 90 mil dólares calculados con base en las funciones que realiza en el ambiente como atenuación del ruido, conservación de la riqueza del suelo, purificación del aire, contención de inundaciones, regulación de la temperatura ambiental, mejor aprovechamiento de agua de lluvia y humedad. Las raíces de un árbol previenen la erosión y los hundimientos que se advierten sobre todo en el centro histórico de la ciudad, provocados por la excesiva explotación de los mantos freáticos y la desecación de los suelos”.

Asimismo aseguró que el cuidado de los árboles es un asunto ignorado en los proyectos actuales; lo que ha provocado la generación han de islas de calor, fenómeno casi exclusivo de las ciudades donde casas, edificios, banquetas y vialidades ocupan el sitio que en otro tiempo fue de maleza, árboles y vegetación.

De acuerdo con la asociación, El asfalto y las construcciones aledañas así como el aire circundante se calientan por efecto de la radiación solar y los autos de combustión interna; sin humedad en el ambiente por ausencia de tejido vegetal, el calor no se disipa y la temperatura sigue siendo alta inclusive por las noches. En algunos casos, el calor puede ser hasta 10 grados centígrados superior a lugares geográficamente aledaños con vegetación. Sin ésta, la sensación térmica incrementa al tiempo que el confort humano disminuye y sube el estrés, lo cual influye negativamente en la productividad y el bienestar de la colectividad.
“El cambio de estructura destinada a automóviles en favor de jardines, parques y bosques urbanos no es una novedad en el mundo. Muchas ciudades del mundo están derribando vialidades y sitios de estacionamiento en favor de espacios eco-friendly, más agradables para el tránsito y esparcimiento citadino”.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta