EN BCS LOCALIZAN CADAVERES DE TORTUGAS

15 Septiembre, 2020
8:10 pm

Luego de que el pasado 4 de septiembre fueron encontrados 137 cadáveres de lobo marino tendidos en la Playa de San Lázaro, en Baja California Sur, lo que fue calificado como “la mayor tragedia ambiental vista en la zona”, este martes se dio a conocer que, de enero a junio de 2020, también se han contabilizado 351 tortugas caguama(Caretta caretta) muertas en el mismo sitio.

Así lo informó el Centro para la Diversidad Biológica y el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) a través de un comunicado publicado en sus redes sociales. Sin embargo, la mortandad de organismos marinos no es nueva en la zona del Golfo de Ulloa.

De acuerdo con datos de la Plataforma Nacional de Transparencia recavados por diario Milenio, en 2019 se encontraron sin vida 331 tortugas caguama, 10 delfines, 15 lobos marinos, 131 tortugas prieta (Chelonia agassizii) y 18 tortugas golfina (Lepidochelys olivacea) y 6 ballenas. Asimismo, en 2018 fueron 459 tortugas caguama y 97 tortugas prieta.

Ante los hechos, tanto el Cemda como otros organismos civiles exigieron a las autoridades cerrar la actividad pesquera de atún (y otras especies de lenguado grande) y acatarse a las reglas del “Refugio Pesquero” para la tortuga caguama, publicado por la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca). Este prohíbe la utilización de redes gigantescas que afectan a esta especie en temporadas de mayor concentración, como es en verano.

Y es que las tortugas caguama, como delfines y los lobos marino caen presa y mueren ahogadas dentro de las redes agalleras cuando se conjunta su zona de alimentación con las áreas de la pesca ribereña.

Además, como a los barcos pesqueros solo les interesa el atún, tiran los cadáveres al mar, los cuales flotan hasta terminar en las playas.

Cabe mencionar que, esta regulación establece como límite permisible, la muerte de 90 tortugas al año. En caso de alcanzarse dicho límite de mortalidad de tortuga amarilla, debe suspenderse la pesca comercial con redes de enmalle, cimbras o palangres, durante el resto del año.

Las tortugas fueron halladas donde hace unas semanas se encontraron ejemplares muertos de lobo marino (Foto: Cemda)

Al respecto, la Cemda señaló en el comunicado que en los últimos años las autoridades no han aplicado las sanciones correspondientes.

La regulación pesquera solo permite hasta 90 ejemplares de tortugas muertas por esta actividad al año (Foto: Cemda)

Incluso en 2015, la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, certificó negativamente a México, en virtud de la ley de moratoria a la pesca con redes de deriva en altamar, debido a que no contaba con un programa regulador para reducir la captura incidental de tortugas marinas caguama equiparable en eficacia a las regulaciones de los Estados Unidos. Después de intensas negociaciones entre ambas naciones por posibles sanciones comerciales, fue la Conapesca la que publicó el refugio pesquero.

“Esperamos que Conapesca cumpla con las disposiciones del refugio pesquero, que ellos mismos han establecido, y que la Profepa transparente e investigue todos estos sucesos” finalizó en el documento.

No hay comentarios

Dejar respuesta