CDMX DICE NO A AUMENTO EN TRANSPORTE PÚBLICO

4 Septiembre, 2019
7:48 am

Por lo pronto no se está haciendo ninguna cuestión para elevar la tarifa, por lo pronto se queda igual”, advirtió ayer la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, desde que comenzaba la tarde. También dijo que su administración no cedería a los chantajes.

A pesar de ello, por más de ocho horas los microbuseros de la Fuerza Amplia de Transportistas (FAT) estuvieron reunidos con autoridades capitalinas luego de su marcha y protesta en el Zócalo.

El gobierno capitalino fue irreductible sobre la exigencia de aumento para vagonetas, microbuses, autobuses y Metrobús.

La posición del gobierno en la reunión con ellos fue la que ya fue expresada”, afirmó en conferencia Andrés Lajous, secretario de Movilidad, al término de la mesa de trabajo.

Lo único que sacaron los integrantes del FAT fue otra mesa de trabajo el próximo martes para seguir revisando otras exigencias como la prórroga y certeza jurídica de las concesiones, tarjeta de prepago, GPS y barras contadoras opcionales e incremento del pago por kilómetro recorrido para las empresas operadoras de Metrobús.

En tanto, decidieron cancelar las próximas protestas, incluida la marcha del 17 de septiembre durante el informe de Gobierno de Claudia Sheinbaum ante el Congreso capitalino.

“Protestas por el momento no hay programadas; tenemos la reunión mañana para la firma de la minuta, el martes 10 estableceremos el calendario para la revisión de las prórrogas de concesiones”, dijo Nicolás Vázquez, vocero del FAT.

 

6 HORAS DE MARCHA Y PLANTÓN

 

Integrantes de la Fuerza Amplia de Transportistas (FAT) desquiciaron la Ciudad de México marchando desde los cuatro puntos cardinales con todo y sus unidades.

Desde las 7:00 horas, los transportistas marcharon por las principales arterias, como Insurgentes, Paseo de la Reforma, Calzada de Tlalpan, Viaducto, Circuito Interior, Constituyentes, 20 de Noviembre y Circuito de la Plaza de la Constitución.

Fue tal el caos vial, que el Sistema de Transporte Colectivo reportó que el Metro registró un aumento de pasajeros del 25 por ciento.

En tanto, automovilistas y usuarios de transporte público lanzaban groserías a los microbuseros a la menor provocación.

Para las 10:00 horas, ya se habían concentrado unos 300 vehículos y unos mil transportistas en el Zócalo, donde realizaron un mitin y exigieron mesas de diálogo con la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum.

Entre los vehículos había vagonetas, microbuses, autobuses convencionales, un autobús foráneo del Movimiento Proletario Independiente adaptado con equipo de sonido y hasta unidades articuladas del Metrobús, algo que no se había visto en una manifestación microbusera.

Como no recibían la atención deseada, a las 13:00 horas amagaron con bloquear cruces como Paseo de la Reforma e Insurgentes y Eje Central y Avenida Juárez.

Cuando comenzaban a desplazarse fueron convocados por los secretarios de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez, y el de Movilidad, Andrés Lajous.

Fue Carlos Augusto Morales, director de Licencias y Operación de Transporte de Semovi, el encargado de llevar el mensaje a los integrantes del FAT, para ello tuvo que abrirse paso entre los microbuseros, recibió empujones, insultos y, por poco, un golpe con una botella de plástico llena de agua que alguien le lanzó.

Cerca de las 13:30 horas, representantes del FAT como Nicolás Vázquez, José Luis Tenorio, Francisco Carrasco, Antonio Sánchez, entre otros, ingresaron al Salón Independencia del Edificio del Gobierno capitalino para dialogar con Rodríguez y Lajous.

Para las 19:00 horas, transportistas y funcionarios seguían en la mesa de diálogo. Mientras que continuaba el cierre vial de la Plaza de la Constitución y calles cercanas sumaba más de nueve horas continuas, pues perduraba el plantón de transportistas, con todo y sus unidades, se observó.

EXCELSIOR

No hay comentarios

Dejar respuesta